28 febrero, 2010

Feminihistoria

I
Y decidió Dios crear a la mujer igual, hacerla hermosa a sus ojos, darle boca como hendija, heredarla de efluvios y de placeres.

II
Y concluyó Dios que continuase el mundo (sin ella).

III
El repetido Adán se fornica a las repetidas hembras. Esas, esas no son mujeres.

IV
Afilo el cuchillo. Es tiempo del zarpazo al vientre mullido de Dios
-Para que deje de joder- Pensamos.