07 diciembre, 2015

Paradoja



Consultas afanada las líneas sinuosas
Que entre las rendijas
Ha venido el tiempo a colocarte.

Decides entonces,
maquillar las imperfecciones de la vida monótona,
lápiz labial para fingir la sonrisa,
pestañas largas y rizadas
para ocultar la  oquedad de los ojos,
alcohol antiséptico para que las lágrimas puedan salir.

Te vistes despacio,
Como recuperando los sueños en cada media velada,
Hace tantos años eras joven y ahora tus senos bailan con la gravedad.

Te miras al espejo, pero no te reconoces,
Y tus invitados solo pueden adular la mascara

Dicen, extasiados, que perfecta belleza.