07 marzo, 2010

CUERPO DE MUJER

“Feliz tú que no miras los ojos de la Esfinge”
Giovanni Quessep



Tu cuerpo cadencioso negra,
me sabe a níspero maduro
a lunas cartageneras.
Tiene
la levedad justa,
el recinto adecuado a mis demonios
El optimismo de los rezos,
Aunque yo no crea
ni necesite de ellos.

Tu cuerpo grande, negra,
sabe de llantos de mujeres,
de insomnios y placebos,
de miradas al cielo
que piden lo de siempre,
siempre.

Quédate esta noche, negra,
amansa a los perros,
como solo tu sabes,
y que no vengan,
que no vengan furiosos,
a destajar las manos.