07 marzo, 2010

REITERACION

“No te salves, no te llenes de calma”
Mario Benedetti


Estas manos deben sostenernos,
No creer en la falsedad del amor,
Contruirnos de vagina a pestañas
No dejar que nuestro espacio sea de sombra
de resignación.
Sacudirnos,
Complacernos,
Encender la cerilla que habrá de quemarnos.